Campaña “Mujeres por un Parto Respetado”

01En el marco de la conmemoración del  Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, a partir de lunes 18 y hasta el 25 de noviembre de este año, en redes sociales y  medios de comunicación de la Universidad Nacional de Córdoba – Canal 10; Cba24n; Radio Universidad y Nuestra Radio –,  se  difundirá  la campaña multimedia “Mujeres por un Parto Respetado”.

La iniciativa es el resultado de un trabajo conjunto realizado por el grupo de mujeres reunidas en el grupo de Facebook Mujeres por un parto Respetado, junto a la Secretaría de Extensión de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la UNC, la Secretaría de Extensión de la Escuela de Trabajo Social de la UNC, y la Prosecretaría de Comunicación Institucional de la UNC.

Se trata de una acción de sensibilización en pos de desterrar cualquier tipo de violencia  obstétrica en Argentina.

Su objetivo es generar conciencia sobre las prácticas respetuosas que deben contemplarse e implementarse en el momento del nacimiento de cada persona, difundiendo los derechos establecidos en la Ley nacional 25.929 de Parto Humanizado.

La propuesta inicial se basó en una producción fotográfica, realizada en Córdoba capital y en la ciudad de Alta Gracia, donde más 50 familias participaron en forma voluntaria exponiendo sus deseos o convicciones en relación a cómo fue, o cómo pretenden que sea, el momento del parto.  Su puesta en marcha es una invitación colectiva para conocer más sobre los derechos de las personas –madres, padres e hijos–, con el objetivo de que cada mujer embarazada pueda protagonizar sus partos con amor y de manera respetuosa.

Piezas y actividades de la campaña

Las piezas de la campaña abarcan fotografías a color que circularán en redes sociales, un spot radial y un spot televisivo. El trabajo de producción, implicó la participación de las mujeres y familias protagonistas de la campaña, sumada a la labor profesional de fotógrafas, periodistas, editores, diseñadores y autoridades de la Universidad Nacional de Córdoba.

Su difusión comenzará a partir del 18 de noviembre y culminará la tarde del lunes 25 de noviembre donde, a partir de las 19 y en la plaza Jerónimo del Barco  –Av. Colón al 2700, de barrio Alto Alberdi–, se desarrollarán una serie de actividades gratuitas y abiertas a todo público.

Allí se proyectará el documental sobre Violencia Obstétrica, producido por Nación Zonámbula. Además,  se llevará a cabo una charla-debate  donde participarán los doctores Jorge PronsatoCelsa Bruenner, Jorge Díaz Walker, junto a parteras y doulas de Córdoba, que desde hace años vienen difundiendo y aplicando prácticas de partos respetados.  La apertura será a toda música, con la banda  invitada «Los amigos de Vera»

¿Qué significa  un parto respetado?

El parto y el nacimiento respetado se basan fundamentalmente  en la valoración del mundo afectivo y emocional de las personas. En consideración de los deseos y necesidades de sus protagonistas: madre, padre, hija o hijo y en la libertad de las mujeres o las parejas para tomar decisiones sobre dónde, cómo y con quién parir, en uno de los momentos más conmovedores de su historia.

En Argentina,  estos derechos están contemplados en la Ley nacional 25.929 de Parto Humanizado, promulgada en el año 1994, pero que aún falta reglamentar.

Lo opuesto a este concepto  es el proceso de medicalización habitual donde el destino de la mujer y su hijo está sujeto a procedimientos de intervención rutinarios, que no consideran las diferencias y especificidades individuales, transformando en violentas las actitudes asistenciales.

[important]

Un parto respetado implica:

–         Reconocer en padres e hijos a los verdaderos protagonistas.

–         No intervenir o interferir rutinariamente en este proceso natural, no habiendo una situación de riesgo evidente.

–         Reconocer y respetar las necesidades individuales de cada mujer/pareja y el modo en que desean transcurrir esta experiencia (en una institución o en su domicilio).

–         Respetar la intimidad del entorno durante el parto y el nacimiento.

–         Favorecer la libertad de posición y movimiento de la mujer durante todo el trabajo de parto (parto en cuclillas, en el agua, semisentada, o como desee).

–         Promover el vínculo personalizado entre la pareja y el equipo de asistencia profesional.

–         Respetar la necesidad de elección de la mujer de las personas que la acompañarán en el parto (familia, amigos).

–         Cuidar el vínculo inmediato de la madre con el recién nacido, evitando someter al niño a cualquier maniobra de resucitación o exámenes innecesarios.

Fuente:  http://partohumanizado.com.ar/

[/important]

¿Qué sucede habitualmente?

Los modos o las formas de nacer en las sociedades se desarrollan en base a  determinados  procesos y patrones culturales que se deben analizar y evaluar no sólo desde el aspecto biológico, sino y, por sobre todo, desde una actitud de reflexión y respeto profundo por los modos de sentir, las necesidades, las creencias y el deseo de cada mujer y familia al transitar por esta experiencia vital.

En la Argentina, el parto y los momentos que conciernen al nacimiento de cada persona, por lo general, se desarrollan en instituciones de salud –pública y/o privada–, como un hecho «médico» sometido (y sometiendo a la mujer embarazada) a un proceso de medicalización, de despersonalización y des-sexualización, negándole así su verdadero protagonismo.

El proceso de medicalización está relacionado con el lugar dónde parir, dónde nacer. Es decir, está asociado al sanatorio o el hospital. Pero, fundamentalmente, está ligado a los protocolos y las formas de intervenciones médicas que se realizan dentro de este proceso: conducción activa del parto; enemas; rasurados; goteos de oxitocina; cesáreas innecesarias, uso de distintos fármacos; posición horizontal y sometida de la mujer; práctica de episiotomía;  intervenciones sobre el recién nacido y separación precoz del bebé con su madre, entre otras.

En este contexto,  de manera rutinaria y en forma casi naturalizada, se producen así un sinfín de acciones que están enmarcadas dentro de lo que actualmente se conoce como  violencia obstétrica.

Leyes para eliminar la violencia

En Argentina existen leyes que protegen a las mujeres  frente a la violencia obstétrica:

Ley 25.929: garantiza los derechos de madres, padres y recién nacidos en el proceso de parto y nacimiento.

– Ley 26.845: Ley de Protección Integral de las Mujeres

– Ley 26.529: que protege los derechos de los y las pacientes.

Spots

Galería de fotos de la campaña

Share

7 comentarios en “Campaña “Mujeres por un Parto Respetado”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *